Tener setenta años


¿Qué significa tener setenta años? Cumplir setenta años, es haber cumplido dos veces treinta y cinco, y no me vais a negar que eso es tener mucha juventud acumulada. Es la hora de tener los ojos muy abiertos y pensar en lo frágil y precario del día de mañana, sin olvidar la riqueza del ayer.

Es vivir intensamente pues puede ser la última década de tu vida. Es la hora de no posponer más los sueños y hacerlos realidad en la medida de lo posible.

Tener setenta años es haberse ganado el derecho y el privilegio a ser una misma sin importarte lo que piensen los demás.
Es conocerse profundamente y dialogar con una misma, es buscar la compañía de tu propio yo, es estar a solas sin sentir soledad, es mirarte al espejo y reconocerte en su reflejo, es mirar tu cuerpo desnudo y no sentir pena al ver tus pechos caídos y la piel arrugada, es burlarse de todas las dietas “milagro” y coger otro chocolate.

Es saber decir “no” sin que te sientas culpable, es decir adiós a los estereotipos culturales, a las viejas ataduras, es poder escribir libremente sobre una misma, es tener la libertad de poder hablar solo cuando se tiene algo que decir, es tener la valentía de callar, de llorar, de gritar sin sentirte avergonzada por ello.

Tener setenta años y ser mujer, es inaugurar una vejez llena de oportunidades y hay que aprovechar todas y cada una de ellas, aún estamos a tiempo de vivir intensamente cada instante.